September 20, 2022

¿Cómo deducir tu automóvil?

Descubre en este artículo cuáles son los gastos que se pueden deducir de un automóvil en México para personas físicas según la Ley de Impuesto Sobre La Renta y cuáles son los límites máximos para ello.

Si posees un coche que utilizas exclusivamente para fines profesionales, todos los costes asociados al vehículo -incluyendo la gasolina, el mantenimiento y las primas de seguro- son deducibles como gastos profesionales. 

Por ejemplo, si eres un contratista autónomo y necesitas llevar tus suministros en un camión, cuyo seguro puede ser caro, entonces puedes deducir las primas de tus impuestos.

A continuación, te contamos cuáles son los gastos que se pueden reducir de un automóvil en México si eres una persona física y, siguiendo siempre la Ley de Impuesto sobre la Renta. 

Además, descubre cuáles son los beneficios de ser una persona física con un vehículo terrestre ante la autoridad fiscal.

¿Qué gastos de mi automóvil puedo deducir como persona física?

En 2016, entró en acción la nueva Ley del Impuesto Sobre la Renta (LISR), y los gastos de automóviles están dentro de la categoría de deducción de este impuesto, lo conocerás también como la deducción de automóviles.

De acuerdo con la Ley de Impuesto Sobre la Renta, la deducción de los gastos de tu automóvil aplica para: 

Combustible

La deducción se aplica solamente si se surte diesel o gasolina en una estación de servicio que se encuentre a menos de 50 km del domicilio fiscal declarado y se debe solicitar la factura electrónica. Además, hay que tomar en cuenta que esta opción es para el no asalariado.

Renta o arrendamiento financiero del auto

Se puede deducir con un límite de 200 pesos mexicanos diarios si es un vehículo a gasolina o diesel y hasta 285 pesos mexicanos diarios en caso de que sea un auto eléctrico, híbrido o de hidrógeno.

Según la Ley de Impuestos Sobre la Renta en un arrendamiento automotriz se puede deducir el Impuesto sobre la Renta (ISR) y acreditarse el Impuesto al Valor Agregado (IVA). Este beneficio lo pueden utilizar personas morales, físicas, con actividad empresarial.

Mantenimiento

Se aplica para aquellos gastos relacionados con compra de refacciones, compra de neumáticos, líquido anticongelante o lubricantes.

Servicios para el auto

Afinación, cambio de aceite o arreglo de descomposturas, siempre que se solicite el CFDI y que el pago se realice con tarjeta o transferencia, contará como  deducciones autorizadas.

Como verás, si aportas información que valide estos requisitos podrás ver cómo se reducen tus gatos por automóvil, mejorando tu calidad de vida y, aun así, disfrutando de la facilidad que es moverte sobre cuatro ruedas tanto dentro de Ciudad de México como en todo el país.

Existen una serie de requisitos para deducir los gastos de tu auto o un activo fijo si eres una persona física con actividad empresarial. A continuación los comentamos. 

¿Qué requisitos debo cumplir para deducir los gastos de mi automóvil?

  • Estar inscrito en el Registro Federal de Contribuyentes.
  • El auto debe ser esencial para el desarrollo de la actividad profesional o económica que realizas. 
  • Solicitar los Comprobantes Fiscales Digitales por internet de los gastos a deducir.
  • El medio de pago empleado para los gastos a deducir en gasolina, no podrán ser en efectivo y se deberán bancarizar. Los demás gastos, mientras no excedan en 2000 pesos por factura en efectivo si son deducibles.
  • El auto deberá estar a nombre de la persona física, autónomo o empresa.
Suscríbete para recibir las últimas noticias
Suscribirse

¿Existen límites para las deducciones de un automóvil?

La respuesta es sí y ahora te lo explicamos. 

Si el auto es nuevo o usado

Impulsado por un motor a gasolina o diesel, el monto máximo deducible es de 175,000 pesos mexicanos. Pero, si es un auto eléctrico, híbrido o a hidrógeno, se puede deducir hasta 250,000 pesos mexicanos. En caso de que el auto sea adquirido a través del endoso de factura, no gozarán del beneficio fiscal.

Se puede deducir hasta 175,000 pesos mexicanos, siempre y cuando sea con motor a gasolina o diesel. Según el Artículo 36 de Ley del Impuesto sobre la Renta menciona que la deducción de las inversiones se sujetará a las reglas siguientes:

“Las inversiones en automóviles solo serán deducibles hasta por un monto de $175,000.00. Tratándose de inversiones realizadas en automóviles cuya propulsión sea a través de baterías eléctricas recargables, así como los automóviles eléctricos que además cuenten con motor de combustión interna o con motor accionado por hidrógeno, solo serán deducibles hasta por un monto de $250,000.00″

Toma en cuenta que todas estas facturas deben ser primero verificadas por el Servicio de Administración Tributaria (SAT), debido a que si surge algún error en el trámite no se podrá reducir el importe de los impuestos. 

Es importante tomar en cuenta estos requisitos para presentar la documentación necesaria ante el ente que te permitirá reducir los gastos que se van en tu automóvil. Estudia cada uno y descubre cuál se ajusta mejor a tus necesidades.

¿Qué pasa con las camionetas pick-up? ¿Son deducibles?

Según la Ley del ISR, las camionetas pick-up, se pueden deducir en un 100 %, porque no son consideradas como automóviles, sino como camiones de carga.

El porcentaje máximo autorizado como deducción al año es de 25 %. Es decir, se puede deducir 100 % del vehículo al pasar cuatro años.

Es importante destacar que debes tener siempre tus papeles en orden, todas tus facturas y comunicaciones que validen estos gastos correctos, que incluyan tu RFC y que el domicilio esté comprobado, de esta manera no tendrás problema alguno para solicitar tu deducción de gastos por el uso del automóvil.

En Konta.com queremos ser tu asesor contable para que cumplas con todas tus obligaciones fiscales. Agenda una cita con nosotros y olvídate de los trámites complejos.

Conclusions

Bibliografía

¡Regístrate para recibir más tips sobre empredimiento!
¡Felicidades!
Ya formas parte de nuestro boletín informativo.
Oops! Something went wrong while submitting the form.
¡Regístrate para recibir más tips sobre empredimiento!
¡Felicidades!
Ya formas parte de nuestro boletín informativo.
Oops! Something went wrong while submitting the form.

¡Únete a nuestra comunidad!

Sigue aprendiendo