October 21, 2022

Aprende qué es la rentabilidad y cómo se calcula

Conoce sobre la rentabilidad, sus clasificaciones y cómo calcularlas. Descubre su importancia para analizar si una inversión es conveniente o no.

¿Qué es la rentabilidad?

En términos simples, la rentabilidad es el margen de ganancia que genera una inversión. Es un indicador que nos permite hacer comparaciones,  y tomar decisiones de intervenir o no en un determinado proyecto de inversión o negocio

La rentabilidad puede medirse en valores absolutos, que es la ganancia que ha generado una inversión, o en valores relativos, que representa un porcentaje de la inversión inicial que realizaste.

Aunque los cálculos de rentabilidad es uno de los factores más utilizados para analizar cuál opción de inversión es mejor, también es recomendable tomar en consideración el riesgo, los plazos y las estrategias, así como los procesos de apalancamiento, que se hayan usado para obtener más beneficios.

¿Qué tipos de rentabilidad existen?

Dependiendo del tipo de información que quieras obtener y que consideres que es de utilidad para tu proceso de toma de decisiones, puedes encontrar varios tipos de rentabilidad, se pueden clasificar de la siguiente forma: 

Rentabilidad Nominal

Este tipo de rentabilidad, calcula el rendimiento de un capital invertido en términos monetarios, pero no toma en consideración el impacto de factores externos, como la inflación, que pueden terminar por influir al momento de realizar la valoración real de la inversión y el poder adquisitivo del inversor. 

Puedes calcular la rentabilidad nominal con la fórmula a continuación:

Rentabilidad nominal (%) = [[(1 + rentabilidad real) * (1 + inflación)] -1] * 100

Rentabilidad Real

A diferencia de la rentabilidad nominal, este cálculo toma en consideración factores externos a tu inversión. Ya sea que inviertas a corto, mediano o  largo plazo, es muy importante que conozcas aspectos como la inflación, que influyen en tu inversión durante ese periodo de tiempo; esto se manifiesta en tu poder adquisitivo y por supuesto, la rentabilidad de tu inversión.

 Para calcularla, debes tomar en consideración tu rentabilidad nominal. Puedes hacerlo de esta manera: 

 

Rentabilidad real (%) = [[(1 + rentabilidad nominal) / (1 + inflación)] -1] * 100

Rentabilidad Económica (ROA)

La rentabilidad económica o ROA (Return of assets) es el cálculo que indica la relación entre la inversión inicial y el resultado obtenido o beneficio bruto, es decir, sin restar intereses e impuestos. 

 Esto calcula las pérdidas o ganancias de una inversión en relación con su costo, te puede ayudar a evaluar la viabilidad y cuán atractiva puede ser una inversión. Para obtener la rentabilidad económica, debes dividir el beneficio bruto (BAII) y el activo total y multiplicarlo todo por 100. Es decir:

 

Rentabilidad económica = (BAII / Activo total) * 100

Rentabilidad Financiera (ROE)

También conocida como ROE (Return on Equity), son los beneficios obtenidos de una inversión a partir de los fondos propios que fueron utilizados para realizarla. Por ejemplo, este cálculo puede señalar la capacidad que tiene una empresa para retribuir a sus accionistas, lo cual es de gran ayuda al momento de considerar la viabilidad de tu inversión. 

Este tipo de rentabilidad es calculada dividiendo el beneficio neto de una empresa entre sus recursos: suele expresarse en porcentaje. Esta es la fórmula:

 

Rentabilidad Financiera= Beneficio Neto/Fondos Propios X 100 

Rentabilidad acumulada

Esta mide la evolución de una inversión por un periodo de tiempo, es decir, desde el comienzo de la inversión hasta una fecha determinada. Puedes calcularla de la siguiente forma:

 Rentabilidad = (Precio final – Precio Inicial) /Precio Inicial

 

Estas son algunas herramientas que puedes utilizar para calcular la rentabilidad. No obstante, existen otras como la rentabilidad anual o la rentabilidad media, de igual manera útiles para analizar tus decisiones de manera integral.

¿Para qué es útil el dato de la rentabilidad?

Los datos que arrojan los cálculos de la rentabilidad es información de utilidad durante el proceso de toma de decisiones, te puede ayudar, por ejemplo, a analizar si debes o no invertir en un determinado negocio. También es un parámetro para hacer comparaciones entre distintos tipos de inversión.

Probablemente, preguntes ¿en cuáles casos puede utilizar la rentabilidad? Pues aquí tienes una serie de ejemplos para que te guíes y puedas tomar mejores decisiones financieras:

  • Rentabilidad de una empresa o negocio: antes de dirigir una cantidad de dinero a una inversión, es fundamental que conozcas la capacidad de una empresa para obtener ganancias. 
  • Rentabilidad de un inmueble: en este caso, se considera cuánto invertiste y la ganancia que te ha generado, esto es el resultado de la diferencia que hay entre el precio venta y la inversión (ganancia de capital). 
  • Rentabilidad de una acción: se analiza la inversión y la ganancia que puede generar una acción. Por lo general, esto está asociado al precio de venta y al precio de compra, y a los dividendos. 

Si eres emprendedor o estás pensando en formar un negocio, ten en cuenta que además de estos datos de la rentabilidad, tu empresa tendrá un panorama más claro de su posición financiera a través de la contabilidad. Por eso, en Konta.com, podrás encontrar diversos servicios que te ayudarán a gestionar la contabilidad de tu negocio con procesos simples.

Suscríbete para recibir las últimas noticias
Suscribirse

¿Cómo evaluar la rentabilidad de una inversión?

Cuando analizamos la rentabilidad que puede significar para ti una inversión, estás midiendo los beneficios que puedes obtener de ellas, a la vez que lo relacionas con la cantidad de dinero que has invertido. 

De igual manera, es importante que además de la rentabilidad de una inversión, tomes en consideración el contexto social y económico y ciertos indicadores financieros (índices de rentabilidad, tasas de interés, créditos disponibles, etc.) Es decir, en países con inestabilidad económica las rentabilidades de las inversiones financieras suelen ser altas y están asociadas a riesgos mayores.

Por esta razón, cuando se evalúa la rentabilidad de la inversión, ya sea invertir en una empresa o comprar acciones, es necesario tener una visión integral y evitar tentarse con datos que están sesgados por situaciones económicas complicadas.

Por último, si tienes un negocio o un emprendimiento y quieres conocer cuál es su rentabilidad real, la mejor forma es tener tus cuentas y tus impuestos en orden con Konta.com.

De hecho, tus cuentas e impuestos en orden te permitirán saber qué tipo de inversiones te conviene para tener más rentabilidad ¡Agenda una llamada con Konta.com y deja en nuestras manos tu contabilidad!

Conclusions

Bibliografía

↑ ¡Click aquí! ↑
Descubre más sobre Konta
↓ Ocultar ↓
¡Suscríbete para recibir más tips sobre empredimiento!
¡Felicidades!
Ya formas parte de nuestro boletín informativo.
Oops! Something went wrong while submitting the form.
¡Suscríbete para recibir más tips sobre empredimiento!
¡Felicidades!
Ya formas parte de nuestro boletín informativo.
Oops! Something went wrong while submitting the form.

¡Únete a nuestra comunidad!

Sigue aprendiendo